¿Qué sacaleches compro, eléctrico o manual?

Acaba de nacer tu bebé y llega la hora de dar el pecho a tu pequeño, y quieres hacerlo lo mejor posible. Pero vamos a decir la verdad, la lactancia no es fácil.

Aunque es complicada, la lactancia es una gran experiencia y es real que crea un vinculo entre la madre y el bebé. Pero cada madre y cada niño saben lo que necesitan en cada momento y qué es lo más cómodo y saludable para los dos.

Por eso vamos a resolver una de la preguntas que se nos pasan a las madres por la cabeza en algún momento de los primeros meses de nuestro bebé

¿Compro un sacaleches?

Pues la respuesta es un sí rotundo porque vamos a necesitarlo, ya sea porque tenemos una subida muy fuerte de leche, nuestro pequeño recién nacido no toma suficiente y eso hace que nos duelen los pechos bastante. O quizás estamos cansadas, enfermas o tenemos que comenzar a trabajar y necesitamos extraernos leche para alimentar a nuestro bebé. O incluso, para que el padre u otro familiar también pueda experimentar y disfrutar darle de comer.

Y ahora llega la segunda pregunta: ¿qué sacaleches es mejor, uno manual o eléctrico? Las dos opciones tienen sus ventajas y sus inconvenientes, eso dependerá de tus necesidades y de tu hijo. Vamos a ver cuál puede adaptarse mejor para ti

¿Qué sacaleches compro, eléctrico o manual?

Sacaleches eléctrico

Los extractores de leche eléctricos son más rápidos, más fáciles de usar y, por lo general, ofrecen más opciones que los sacaleches manuales. Por ejemplo, encontrarás bombas con niveles de succión ajustable y diferentes configuraciones, versiones de viaje e incluso de doble bomba.

La gran diferencia con los sacaleches manuales es que una vez que la copa está colocada en su lugar en el seno, el trabajo se realiza de forma automática y solo hay que seleccionar el ritmo. La mayoría de los extractores de leche eléctricos se conectan a la red, si bien también es útil que pueda funcionar a pilas para los viajes.

Ventajas

-Más rápidos y cómodos que los manuales

-Fáciles de usar

-Más opciones de succión que los manuales

-Muchos más modelos

-Mejores si los vas a usar mucho

-Pueden ser dobles y acoplarse a sujetadores de lactancia

Inconvenientes

-Hacen un poco de ruido

-El precio puede ser más elevado

-Tienes más piezas para lavar y esterilizar

-El tamaño es más grande

Comparativas de sacaleches eléctricos

Sacaleches manuales

Los sacaleches manuales, al igual que los eléctricos, imitan la acción de succión del bebé durante la lactancia materna.

Tienen una copa que se coloca sobre el pezón y el aire es bombeado para crear un vacío, lo que estimula el flujo de leche. La succión se provoca accionando la palanca que se encuentra en la parte trasera del extractor. La leche materna cae en un contenedor adjunto.

Realmente, son más lentos que los eléctricos y más cansados ya que hay que estar dando a la palanca para que funcione y si necesitas utilizarlo mucho no es la mejor opción.

Ventajas

-Son mas ligeros y pequeños

-Se pueden llevar en el bolso

-No hacen ruido

-Fáciles de usar

-Más económicos que los eléctricos

Inconvenientes

-Mucho más lentos de usar

-Cansan más al utilizarlos

-Es difícil encontrar un ritmo regular de bombeo

Comparativas de sacaleches manuales

Conclusiones

Si vas a utilizar mucho el sacaleches, porque te tienes que incorporar a trabajar o tienes gran cantidad de leche o lo ves más rápido y cómodo o quizás has tenido a un bebé prematuro o cualquier otra razón, te recomiendo invertir en un sacaleches eléctrico.

Si solo te vas a sacar leche en momentos puntuales o tienes un eléctrico en casa pero para cuando sales quieres algo más ligero pues la mejor opción es un sacaleches manual.

Cualquiera de las dos opciones son buenas, aunque todo depende de tus necesidades y de cómo te sientas más cómoda. Espero haberte ayudado y así tener una preocupación menos de madre.

Deja un comentario