Consejos para cuando un pecho produce menos leche que el otro

Para la mayoría de las mamás, una producción desigual no debería ser un problema serio. Todas y cada una de las mamás son diferentes, ¡y también los pechos! Nadie es a la perfección simétrica, con lo que no es de extrañar que muchas madres que amamantan descubran que tienen un suministro de leche dispar o menos producción de leche en un seno que en el otro. O sea muy habitual, y si usted y su bebé se sienten cómodos, no hay razón para intentar cambiarlo. De hecho, es posible que no haya nada que logre hacer con respecto a un suministro desigual. Sin embargo, si tiene un suministro de leche desigual y desea nivelar las cosas para calmar las molestias y lograr que la nutrición sea más eficaz, consulte los consejos y la información ahora.


Suministro desigual: menor producción de leche en un solo seno

Posibles causas de una producción de leche desigual

Tejido mamario

Es común que las mamás tengan diferentes proporciones de tejido productor de leche y conductos de leche de distintas tamaños en cada seno, con lo que un seno genera naturalmente mucho más que el otro.

Potencia de bajada de leche

Es viable tener un seno con una bajada más potente que el otro. Una bajada fuerte podría hacer que su bebé se separe del pecho y prefiera el otro lado, ocasionando un suministro de leche desigual. Y una decepción menos contundente podría ser desepcionante para una barriga hambrienta.

Elección por parte del bebé

Algunos bebés eligen un pecho sobre el otro. Puede ser mucho más cómodo o más fácil para ellos engancharse. Si piensa que hay una razón física por la que su bebé semeja preferir un lado, pídale a su médico que le realice un examen físico terminado para verificar si hay lesiones de nacimiento o una infección de oído que podría lograr que su bebé rechace algunas situaciones de lactancia o prefiera un pecho preciso.

Elección por parte de la mamá

Muchas mamás, sin saberlo, prefieren amamantar de un solo seno y pasan mucho más tiempo amamantando de ese lado.

Traumatismo mamario previo

Si se ha sometido a una cirugía de mama o se ha lesionado el tejido mamario, su suministro podría verse afectado.

Consejos y técnicas para igualar la producción

Varios de los problemas anteriores, como la proporción de tejido para fabricar leche que tiene una madre, no se pueden cambiar. Pero estos consejos tienen la posibilidad de ayudar a que su suministro sea más traje:

Comience por el pecho que produzca menos

Ya que los bebés tienden a amamantarse con más vigor al principio de la alimentación, comience a alimentarlos en el lado menos productivo para alentarlos a acumular una mayor cantidad para futuras tomas.

De prioridad a ese pecho

Amamante del lado de menor producción con mucho más frecuencia a lo largo de cada nutrición. La enfermería habitualmente es clave para acrecentar la oferta. No obstante, asegúrese de no descuidar el seno de mayor producción, en tanto que podría provocar congestión, conductos obstruidos o mastitis.

Pruebe el masaje manual

Intente masajear su seno desde la base hacia el pezón en el lado de producción inferior para contribuir a aumentar el flujo.

Extracción de leche

Cuando haya menos producción de leche en un seno, bombee en el lado menos productivo después de las tomas y entre las tomas normales. Recuerde, tratándose de amamantar, ¡demanda = oferta!

Trabajar con bebe

Utilice tácticas para alentar al bebé a que se alimente del pecho menos preferido, como evaluar nuevas situaciones de amamantamiento, que podrían brindar mayor tranquilidad al amamantar de ese lado. O intente sugerir el pecho menos preferido en el momento en que su bebé esté somnoliento y esté mucho más presto a mamar de ese lado.

La mayoría de las mamás comenzarán a notar cambios en un suministro de leche dispar en 3 a 5 días, pero recuerde tener paciencia. Ajustar cualquier comportamiento puede llevar algo de tiempo, así que felicite a su pequeño cuando esté amamantando bien y prosiga intentándolo.

Otros de nuestros artículos sobre lactancia

Deja un comentario